Contenido

Cómo hacer una buena nota de prensa [guía]

Por mucho esfuerzo que le hayas dedicado, todavía no has podido saborear la victoria de ver el nombre de tu empresa plasmado en el periódico. ¡Si fueras el único! No sé hasta qué punto te será un alivio, pero tienes que saber que la mayoría de comunicados acaban en la papelera sin que el periodista les dedique si quiera un solo vistazo. Por eso, hoy he decidido preparar esta guía en la que te explico paso por paso cómo hacer una buena nota de prensa.  

Hay que reconocer que la falta de repercusión en medios es casi siempre culpa nuestra, de las empresas, por enviar más basura que hechos noticiables o interesantes. Y digo “casi” porque también hay que despojarse un poco del idealismo periodístico. Muchas de las apariciones de empresas que ves en los medios se pagan con publicidad directa o intereses indirectos. Ya sabes eso de “poderoso caballero es don dinero”.  

Pero no te desilusiones. Si lo haces haces bien, conseguirás que tu empresa tenga visibilidad en los medios sin necesidad de ir con la tarjeta de crédito por delante. Afortunadamente, las buenas historias siguen llegando a la prensa, la radio o la televisión y, lo que es todavía más importante, a la audiencia a través de ellos. Así que pongámonos manos a la obra. A partir de ahora, tus notas de prensa van a llegar más lejos.  

Cómo hacer una buena nota de prensa  


 1. Las preguntas iniciales

Aunque te haga mucha ilusión ver a tu marca en los diarios, antes de ponerte a redactar una nota de prensa debes hacerte dos preguntas muy importantes:  

→ ¿Tengo que difundir algo de interés para el público o solo me apetece subir mi autoestima empresarial?  

Obviamente, si vas a enviar una nota de prensa es fundamental que cuentes un hecho relevante. En algunas ocasiones, la noticia te caerá del cielo, pero otras veces tendrás que “ir a buscarla”. Un buen recurso, por ejemplo, es la elaboración de informes o estudios. También puedes organizar algún tipo de evento, como conferencias, mesas redondas o presentaciones.  

→ ¿Por qué quiero aparecer en los medios? Es decir, ¿cuál es mi objetivo?  

Como siempre digo, todas las acciones de comunicación en una empresa tienen que estar orientadas a resultados. Te aconsejo que pienses detenidamente en el beneficio que vas a obtener. A veces, una nota de prensa puede ser una forma idónea de hacer branding y de ampliar la visibilidad de la marca, pero otras es un consumo de recursos totalmente innecesario. ¡Valóralo!  

 

 2. La redacción

Entremos en materia. ¿Cómo se redacta una nota de prensa? Para empezar, tienes que conocer los elementos que componen este documento:  

·      Fecha
·      Lugar
·      Titular
·      Subtítulo
·      Cuerpo
·      Breve descripción de la empresa que la remite
·      Datos de contacto  

Te aconsejo que dejes la redacción de la nota en manos de un periodista profesional. Al fin y al cabo, cualquier error puede afectar gravemente a la reputación de tu marca. No obstante, si no tienes más remedio que abordar esta tarea internamente en tu empresa, puedes seguir estos consejos.  

Titular y subtítulo

Las claves de un buen titular son dos: brevedad e impacto. El principal objetivo es que el periodista perciba un hecho noticiable y quiera saber más. Por eso, salvo excepciones muy contadas, no es conveniente que incluyas el nombre de tu marca en él. Esa licencia podrás permitírtela en el subtítulo, que no es más que una aclaración o ampliación del titular.  

Este elemento es probablemente el más importante de la nota. Tómate tiempo para decidirlo y déjalo para el final si no lo tienes claro.


X Dos ejemplos incorrectos:  

ejemplo de mal titular    

ejemplo de titular incorrecto    

 Y otros dos correctos en los que puedes inspirarte:  

   

ejemplo de titular correcto  

Cuerpo


La nota de prensa debe redactarse como un noticia más, siguiendo criterios periodísticos. Para ello, puedes tener en cuenta estas recomendaciones:  

→  Olvida la primera persona del plural. Tienes que ser un testigo que habla desde fuera. Es decir, escribe “Paraula ha organizado un evento”, en lugar de “desde Paraula hemos organizado un evento”.  

→  Redacta. Está prohibido enviar al medio un comunicado con guiones o un folleto que ya tuvieras de antemano. Cuanto más trabajo le adelantes al periodista, mejor.  

→   No utilices adjetivos ni valorativos. Refrenda la información con datos. Por ejemplo: “participaron muchísimas personas” vs. “participaron un millar de personas”.  

→  Asegúrate de que tu texto responda a las llamadas 5 W: qué, quién, cuándo, dónde y por qué.  

→   Emplea declaraciones para reforzar el mensaje, incluir valoraciones y justificar la aparición de tu marca. Por ejemplo: “Este año el evento ha tenido más acogida que nunca”, afirma Julia Sanz, directora de Marketing de Paraula.  

→   Mantén un orden decreciente en la información (de mayor a menor importancia) y haz frases cortas. Esto facilitará la comprensión del mensaje.  

→   Sé veraz. Si difundes falsedades, la reputación de tu marca quedará por los suelos.  

→  Evita extenderte más de la cuenta. No hay un número mínimo ni máximo palabras, pero hay que redactar de forma precisa.  

→   Adapta el lenguaje al estilo de los medios que te interesan. No es lo mismo escribir para publicaciones generalistas que especializadas.  

→  Cuida la ortografía y gramática. Puedes ayudarte de estos recursos online para escribir bien.  

→  Revisa el texto al menos un par de veces antes de enviarlo para corregir los posibles errores.  

Descripción de la empresa y contacto


La información del remitente se incluye al final de la nota de prensa. Ten en cuenta que solo debes hacer una breve descripción de tu compañía, que incorpore los datos básicos como el nombre, el área de actividad o el valor principal. Un par de líneas sería suficiente.  

Aquí tienes un ejemplo:  

 

Datos de contacto

 

Tras la descripción, recuerda añadir un contacto para que el periodista pueda ampliar la información si es necesario. Incluye el nombre de la persona, su cargo, teléfono y correo electrónico.  


 3. El envío

  .  

A la hora de enviar tu información debes tener en cuenta lo siguientes aspectos:  

→  Haz un buen listado de contactos. Primero decide a qué tipos de medios les puede interesar tu nota de prensa: económicos, generalistas, revistas especializadas, blogs, etc. Después, deberás investigar el contacto de los redactores de esas publicaciones, una tarea que requiere mucho tiempo. Otra opción es pagar a alguna de las plataformas de difusión o a una agencia especializada para que se encargue del envío.  

→  Escoge un buen asunto. Esto es casi tan importante como el titular de la nota de prensa, ya que si no es atractivo el correo electrónico acabará en la basura en menos de lo que canta un gallo. Un consejo es que escribas “nota de prensa” y, a continuación, lo más destacado del titular.  

→  Copia el texto directamente en el correo. Los redactores odian las notas de prensa en PDF porque no permiten trabajar la información fácilmente. Lo recomendable es que pegues el texto sin más en el cuerpo del correo. Si quieres, además puedes adjuntar una versión en Word.  

 Adjunta fotografías. Las imágenes son otro recurso informativo. Eso sí, asegúrate de que tengan suficiente calidad y adjúntalas de forma independiente (no las pegues dentro el correo ni las maquetes en un Word o PDF).  

→  Cuida los tiempos. Si buscas presencia digital, la hora del envío no es tan relevante. Sin embargo, si quieres aparecer en los diarios en papel, radio o televisión es fundamental. Difunde tu nota de prensa con suficiente antelación. En el caso de que se trate de algún evento que va a finalizar tarde, envíala previamente de forma embargada.  


 BONUS: lo que más molesta a los periodistas


via GIPHY  


Los periodistas serán los que decidan finalmente si tu nota de prensa se publica o no, así que te interesa tenerlos en el bolsillo. Por eso, he llamado a algunos colegas de profesión que trabajan en medios para conocer de primera mano qué es lo que más les molesta de las empresas cuando envían notas de prensa.  

Nunca, nunca jamás, hagas una de estas cuatro cosas:  

→  Enviar la nota de prensa a un correo genérico del medio, en lugar de hacerlo directamente al periodista encargado de la sección.  

→  Llamar para saber si ha llegado la nota. Si quieres establecer contacto con el periodista, mejor que sea previo y lo invites a tu evento o te reúnas con él.  

→  Exigir que el medio publique tu información. Esto es una falta de educación, ya que debes respetar el criterio periodístico.  

→  Convertirte en un spammer y reenviar la nota de prensa de forma constante a ver si hay suerte.  

¿Te ha gustado esta guía? Si tienes alguna duda, puedes preguntar en la sección de comentarios.  


plano corto de nuria molina

Soy Nuria Molina, una apasionada del content marketing que  ha creado Paraula para ayudar a las empresas a comunicar de una forma más eficaz. Si quieres, podemos conocernos mejor en @nuria0molina y en mi perfil de LinkedIn