Social media

¿Qué redes sociales debe tener mi empresa? [vídeo + plantilla]

 

Esta semana, Nuria Molina ha subido un nuevo vídeo a nuestro canal de YouTube para explicarte por qué tu empresa no debe estar en todas las redes sociales. Que sí, que ya sabemos que hay infinidad de plataformas y que tu competencia está en ellas. Pero tienes que saber que lo único que conseguirás en muchas será perder tiempo y dinero. Por eso, el consejo que damos desde Paraula es que, antes de lanzarte a la piscina, evalúes detenidamente dónde te conviene abrir los distintos perfiles.  

Esta es una decisión que no puedes basar en lo que hacen el resto de los negocios del sector. En la balanza para elegir las redes sociales de tu negocio debes medir el esfuerzo que va a suponerte gestionarlas frente al beneficio que te van a reportar.   La pregunta es cómo hacerlo, ¿verdad? No te agobies porque es bastante sencillo. Solo tienes que tener en cuenta estos tres factores.

 

1.Tipo de público y características de la red social


Piensa en tu cliente ideal. ¿Es hombre o mujer? ¿Cuántos años tiene? ¿Cuáles son sus intereses? Antes de tomar cualquier decisión en tu empresa necesitas haber construido tu buyer persona. Una vez que tengas claro ese perfil, podrás investigar el tipo de público de cada red social y decidir si te interesa o no.  

Vamos con un ejemplo para que lo entiendas mejor con un caso real. Imagina que tienes una tienda online de manualidades y que tu público ideal son las mujeres jóvenes, pero con cierta capacidad de gasto. Es decir, las que tienen entre 25 y 35 años. ¿Te convendría estar en LinkedIn? Si analizas un poco el público de esa red social, rápidamente descubrirás que está enfocada al ámbito B2B y que tiene mayoría de hombres. Es decir, que no merece la pena que consumas tu tiempo creando un perfil en esa plataforma.  

Sin embargo, Pinterest o Instagram serían dos opciones perfectas. Ambas redes sociales cuentan con un público principalmente femenino, joven, urbano y con capacidad de gasto. Definitivamente, te sería bastante sencillo encontrar a tus clientas ideales allí.  

2. Tiempo de gestión

 

Muchos empresarios todavía cometen el error de pensar que gestionar una red social es una tarea sin importancia, que se puede hacer en los ratos libres. ¡Lleva cuidado con esto! Una cosa es que utilices estas plataformas en tu vida personal de vez en cuando mientras pasas el rato en el sofá de casa y, otra muy distinta, es exponer tu marca públicamente. Piensa que estas plataformas son una ventana abierta a millones de personas en todo el mundo. Lo que hagas en ellas afectará para bien o para mal a la reputación de tu marca.  

Resumiendo, gestionar correctamente las redes sociales requiere tiempo (o dinero, si externalizas la tarea). En cualquier caso, no todas las plataformas exigen el mismo esfuerzo. ¿Pasa algo porque hagas tres publicaciones semanales en Facebook? No. Pero ahora piensa en Twitter… Hacer tres publicaciones en una semana sería testimonial y no te serviría de nada.  

Cada red social tiene sus propias normas. Es importante que antes de elegir las de tu empresa, reflexiones sobre el esfuerzo que conllevan y la capacidad que vas a tener para administrarlas correctamente.  

3. Beneficio


Este es el punto más importante de todos. Si crear el perfil de tu marca en una red social es para obtener un beneficio a cambio. Como decíamos al principio, no lo hagas simplemente porque tu competencia esté allí o porque utilices esa plataforma en tu vida personal y te guste. Tienes que sacar un rendimiento.  

En general, la presencia en redes sociales puede proporcionarte cuatro grandes beneficios:  

Comercial. Se produce cuando una determinada plataforma te ayuda a promocionar, mostrar o vender directamente tus productos.

Branding. Hace referencia a la facilidad que ofrece una red para mostrar la personalidad y los valores de la marca.

Difusión. No hace falta que te digamos que algunas plataformas son un medio perfecto para hacer llegar el contenido de tu blog al público que más te interesa.

Atención al cliente. Si te das cuenta, Twitter se ha convertido en una herramienta perfecta para dar soporte a los clientes. Ahora, también Facebook Messenger está empezando a cumplir con esa función.   Para elegir las redes de tu negocio, tienes que establecer cuál es tu objetivo primordial en ellas. ¿Quieres vender directamente o te interesan como un mecanismo de difusión? Esto te ayudará a dar prioridad a una u otra.  

¿En cuántas redes sociales tiene que estar tu empresa?

 

Algunos de nuestros clientes nos preguntan sobre la cantidad de perfiles en redes sociales que necesita abrir una empresa. Sin embargo, como suele ocurrir en todo lo relacionado con la comunicación, no se trata de una decisión “a peso”. Todo depende del rendimiento que vayas a obtener teniendo en cuenta el esfuerzo que vas a dedicar.  

Lo que sí te aconsejamos es que solo te sumes a aquellas redes sociales que tengas capacidad de gestionar adecuadamente. No abras cinco perfiles si luego solo vas a actualizar dos. En ese caso, lo mejor es que empieces con lo mínimo para ir avanzando progresivamente. De lo contrario, tus seguidores percibirán una sensación de abandono que no te interesa para nada.  

Además, es recomendable que priorices siempre las redes sociales de nicho. Es decir, aquellas que están enfocadas específicamente a tu sector o área de actividad. Esto te permitirá estar en contacto directo con el público que te interesa y, por tanto, obtendrás mejores resultados.  

Elige las redes sociales de tu negocio

 
 

Puedes contarnos cuáles son la redes sociales que más le convienen a tu negocio y por qué en los comentarios.